Travesía de La Garbanza

La Garbanza enseña y entretiene

¿Qué es? Martes, 27 octubre 2009

Filed under: El mundo es asín,Qué Mejor que filosofar — Loba @ 22:56
Tags: , ,

¿Cómo definir la siguiente situación?

Una sudaca negra (y digo sudaca con toda la intención), está comprando y al pagar dice: Toma chino, (obviamente era una tienda de chinos).

Me dejó a cuadros. ¿qué opináis? ¿Es una tontería o demuestra las jerarquías que los inmigrantes se ponen entre ellos?¿Exagero?¿Es deformación profesional? ¡¡Opinad!!

Anuncios
 

6 Responses to “¿Qué es?”

  1. Jo Says:

    Me suena a lo mismo que ocurre en otor lados con la gente negra y mulata, que los mulatos les llaman negros despectivamente cuando ellos también tienen algún antepasado que les dió esos rasgos y ese color de piel.

    Probablemente se crea con más derechos esa “señora”, pero no me digas como llegó a esa conclusión porque no me entra en la cabeza.

  2. Kaisser Xose Says:

    Quizá no todo ‘mote’ o lugar común sea neceasariamente despectivo, ‘chino’ es una generalización para oriental que a veces ellos mismos emplean por comodidad, siendo más conscientes que nadie de que se puede tratar de un coreano, japonés… Sin embargo, ‘sudaca’ a mí me suena siempre mal… ¿En qué tono lo empleó la señora, qué grado de confianza tenía con el tendero? ¿pudo tratarse de una broma privada entre ellos? Yo tuve un amigo negro que me llamaba ‘sucio blanco’ de coña….

    De todos modos, me recuerda la polémica que tuve con un colega que me tachó de homófobo por emplear el término ‘maricón’ cuando yo llevaba 3 años currando en un lugar donde yo era el único hetero y llamaba maricón (en confianza) a todo quisque sin ningún mal rollo, tanto que ya era mi costumbre… A lo mejor en nuestra profesión es fácil también caer en la tontuna de la corrección política…

  3. cris Says:

    Supongo que todo va en relación al tono con que se dice, supongo…

  4. superbaturra Says:

    Claro que hay jerarquías entre ellos.

    Un día escuché a unas niñas sudamericanas que hablaban de los chicos de su clase. Una le decía a otra: “le gustas a fulanito, vais a ser novios” (o algo así) y la otra le contestó: “qué dices! Si es negro!”
    Me quedé a cuadros… pero mira, el ser humano es así de capullo y en vez de educar en la igualdad, enseña a establecer diferencias que no existen.

  5. Garbanza Says:

    Por supuesto que la importancia la confiere el tono.
    Yo la verdad es que no soy muy políticamente correcta hablando (depende también de dónde hable, claro), me parece ridículo decir persona de color o afroamericano a una persona negra, suelo decir moros a los musulmanes, y maricas a los homosexuales, porque considero que depende de la connotación y el tono que des más que de la palabra en sí, pero ésta mujer no lo decía de buen rollo, sino de forma algo despectiva y probablemente sin darse ni siquiera cuenta.
    Y es cierto que trabajando he visto muchas veces cómo los inmigrantes, en lugar de ayudarse, muchas veces se aprovechan unos de otros y establecen jerarquías entre ellos, pero verlo así, fuera del ámbito profesional, en la vida digamos, real, me impactó.

  6. extraterrestreS Says:

    Hola a las leguminosas todas (y a las cucurbitáceas y solanáceas también, no vayamos a crear polémica).
    Bueno, en mi opinión, es difícil ser coherente con todo y todo el tiempo. Yo estoy con la garbanza, no suelo, en general y según donde esté, ser correcta y menos políticamente. Una de mis mejores amigas es negra, más francesa que el queso Brie, nacida en las Antillas y de antepasados esclavos. Si alguien se refiere a ella como “de color”, ella replica rápidamente “ah, ya, como tú eres transparente…”, y se define como negra, sin más. Pero en su isla, con una mayoría de población negra, descendiente de esclavos, cuanto más blanqueado apareces, mejor: más guapo, más apetecible, mejor. Se gastan una pasta en potingues para aclararse la piel y para alisarse el pelo. Y esta amiga mía, que ha vivido en Sevilla, en Granada, en Italia, en Canadá, en la Francia continental, se ha encontrado no solo con el racismo de los “blancos”, sino de otros también marginales y excluídos. Por ejemplo, moros varios (marroquies y argelinos), gitanos, negros africanos y negros europeos más o menos claros que ella. No es una inmigrante, pero para el general de “los blancos”, su color la sitúa automáticamente del lado de los del top-manta… y en cuanto abre la boca, los del top-manta la miran con miedo y la sitúan del otro lado de la valla. Ella no lo sufre porque es un pedazo de tía valiente como la copa de un pino. Pero es imposible no tomar nota y concluir que excluir forma parte de nosotros. Si no a unos, a otros, y el que lo niegue… bueno, creo que miente o que no se enfrenta a sí mismo. Todos tenemos un “otro” que no nos gusta y con el que generalizamos. Si no se reconoce y se queda uno en la puñetera corrección política, es imposible trabajar con eso y evitar que nos obligue a actuar de manera injusta y fea. Así que… bueno, no somos buenos por naturaleza, creo… ¿o sí? … Uh, yo qué sé. En todo caso, eso de “toma, chino”, es un poco cutre venga de quien venga ¿no?..
    Hala, vaya parrafón, escribo poco, pero cuando lo pillo….
    Besos a todo el huerto y hasta luego
    E.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s