Travesía de La Garbanza

La Garbanza enseña y entretiene

Crítica del Discutidor Domingo, 28 septiembre 2008

Filed under: General — Loba @ 07:20
Tags: , , ,

Estaba esperando a que el Discutidor expresase aqui la crítica que me hizo fuera de los medios virtuales sobre el post que escribí hace un par de días acerca del cuarto poder, (Me gusta que me hagan críticas, pero no cuando son destructivas o descalificantes) pero en vista de que no se decide la pondré yo (te avisé 😛 ).
Me decía que la gente no tiene por qué saber lo que yo sé respecto a estos temas, así que no se les puede exigir que lo cuenten bien,y menos en este tipo de programas. (Era así ¿no?)
Bien. Es cierto. No pretendo que nadie conozca cosas fuera del mundo en el que se mueven, aunque esta idea me causa un profunda tristeza. No podemos conocer todo lo que nos rodea, pero sí considero que deberíamos no limitarnos a lo nuestro y punto. El individualismo extremo. ¡Qué pena!

A lo que iba. Como ya dije en el otro post sobre el cuarto poder, el problema de los perdiodistas es que crean opinión, lo pretendan o no. Cualquier cosa, por ínfima o intrascendental que pueda paracer influye en la audiencia. Y más a la gente que ve esos programas, porque la mayoría son personas que no tienen, por edad, por desconocimiento, por pereza, desinterés o por las razones que sean, la capacidad de discriminar.

Ya se que en las TV movies americanas parece que toda nuestra labor es llevarnos a los niños de su casa. Vale, admito que esa es la idea que muchas personas tienen, una vez más, movidas por las ideas que emiten los medios de comunicación, pero, obviamente, no es real. Creo que lo mínimo, mínimo mínimo, que pueden hacer unas personas que pretenden “informar”, si no quieren o no pueden investigar qué hay detrás, es presuponer que hay algo ahí, que los servicios sociales no actúan porque sí. Que los trabajadores sociales, educadores, psicólogos, jueces y demás personal no actúan movidos por el odio visceral a todo y el gusto de romper familias.  Que no están pagando sus impuestos para que los servicios públicos hagan imposible la vida a la gente.

Hay algo de lo que debo retractarme. Y es que no odio a los periodistas. Odio cierto tipo de periodismo que estos últimos tiempos es el que prevalece y es más visible. Odio la búsqueda de la lágrima fácil, la intromisión en la vida ( y las mierdas) de la gente, el pensamiento de que tienen derecho a todo para que el público “sepa” y le siga, la manipulación intencionada, la creación de opiniones totalmente parciales mostrando una realidad a su vez parcial. En fin, odio la idea del ¡todo por la audiencia!. Creo que está desprestigiando una profesión importante, fundamental en la democracia, puesto que debería informar al pueblo para que podamos decidir con conocimiento. Debería informar, pero lo que más hace es desinformar. Supongo que los primeros que lo sufren son los profesionales que lo intentan hacer bien.  Mi más sentido pésame. Como ya dije tanto si es cosa de los periodistas en si como si es del medio, nos hemos metido en una dinámica en la que veo dificil encontrar la salida.

Anuncios
 

5 Responses to “Crítica del Discutidor”

  1. katakraos Says:

    ¿o sea que noactuáis llevados por el sadismo? pues ya no me hago trabajador social 😛

    ahora en serio, la verdad es que sí, que lo que más se hace es lo que resulta más fácil para llegar a la audiencia, aunque eso no quiere decir ni de lejos que sea lo mejor…

    Me acuerdo hará ya unos años (puede que más de 10, incluso 15) cuando todo el follón del “asesino del rol”…

    Me acuerdo de un psicólogo, psiquiatra o lo que fuese, que lo trajeron simplemente para que dijera que los juegos eran “una lamentable importación” y que servían para que la gente perdiera el contacto con la realidad y bla, bla, bla…

    Vamos, que nadie se informó de nada, y se dedicaron a sacar toda la carnaza que pudieron, en vez de dar la noticias como lo que era, un perturbado (llámese psicópata, llámese como quiera) que usó de excusa los juegos de rol para acabar con la vida de un pobre padre de familia que no tenía culpa de nada.

    Y sinceramente, los juegos no tenían nada que ver, porque si no hubiera sido esa la excusa, el asesino hubiera encontrado otra que le hubiera venido bien para hacer lo que hizo, que es algo despreciable, inhumano y tremendamente triste

    Pero claro, los medios siguieron el camino fácil, que en vez de trabajr (¿paraqué?) e informarse bien, era más fácil echarle la culpa a “esas cosas de frikis” , que sonaban raro y a las que “sólo podían jugar perturbados mentales”

    la mayor víctima fue el pobre señor que asesinaron, pero en cierta medida, la gente más o menos normal que jugábamos (y seguimos) fuimos, en cierta forma, víctima de esta política de los medios.

    Indignante se mire por donde se mire…

    Así que lo dicho, que el sensacionalismo no es de ayer… pero, a día de hoy, parece que se ha generalizado.

    Y eso no mola nada… 😦

  2. katakraos Says:

    me voy a llevar el premio al comentario-ladrillo del mes XD

  3. Adanero Says:

    ¡Chapeau! Por la entrada y por el comentario de Katakraos.

    Saludos.

  4. Discutidor Says:

    Pues aquí estoy. Eso fue lo que te dije. sí. Yo la verdad sigo pensando que un programa de los de por la tarde no se le puede pedir mucho más. En general a la tele o “caja tonta” no se le puede pedir nada.

    No le podemos pedir que den noticias sin más. Ellos llegan muuucho más allá, hasta generar en el público psicosis. El ejemplo bien claro lo tenemos en el accidente de spanair. No hay ejemplo más claro.

    Si uno quiere de vez en cuando ver algo decente pues ya sabes a pagarte el satelite el cable o sucedáneos y los que no pues a ver mira quien baila o la noria, programas que no sé como no están en la 2.

  5. La Garbanza Says:

    No estoy de acuerdo. Creo que hay que exigir buenos contenidos y cosas que no agilipollen a la gente. Soy consciente de que no va a pasar, pero lo peor que podemos hacer es acomodarnos y resignarnos.
    Sobre todo en esos programas, porque, siento repetirme, pero el público diana de los mismo no suele tener la capacidad crítica que nosotros podemos ejercer con lo que las consecuencias serán, y son, nefastas.
    ¡¡¡no al conformismo!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s